Este blog NO es un manual de referencia.
En este blog sólo leerás opiniones y experiencias personales, que en ningún momento pretenden "sentar cátedra"
Recuerda que mi curiosidad y mis ganas de aprender son bastante mayores que mi experiencia.
Así que, no me hagas caso en todo lo que escriba.


26 de enero de 2015

Lavado de cuerdas

Sobre este tema también hay diversas opiniones.
La que aquí expongo, es tan sólo la mía, una más... y como tal, puede que no sea la ideal.
 
He sacado en claro algunas pautas básicas, y en base a ellas yo he seguido estas:
  •  - Lavadora (tened en cuenta el peso de carga)
  •  - Cuerda trenzada (para que no se líe)
  •  - Mucho agua
  •  - Sin jabón, o jabón neutro
  •  - Centrifugado (programa delicado)
  •  - Secado al aire libre, NADA de sol. En algunos sitios dicen de colgarla, en otros que para nada... Yo la dejé secar en el suelo de la terraza, procurando que quedara aireada. Estuvo tres o cuatro días, y entre uno y otro aireaba de nuevo la cuerda.
Otra opción es manguera + dispositivo cepillado, en un jardín, terraza, o una buena pileta, pero yo no dispongo de esa logística (además de la ventaja que supone el centrifugado de la lavadora, que escurre parte del agua de la cuerda). A poco que gugleéis, encontraréis esa info por ahí, incluso cómo fabricaros la pieza que cepilla y a la vez aplica el agua a la cuerda.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario