Este blog NO es un manual de referencia.
En este blog sólo leerás opiniones y experiencias personales, que en ningún momento pretenden "sentar cátedra"
Recuerda que mi curiosidad y mis ganas de aprender son bastante mayores que mi experiencia.
Así que, no me hagas caso en todo lo que escriba.


7 de julio de 2016

Mi primera microaventura de cicloturismo - y V - De vuelta a casa

Peguerinos - Las Navas del Marqués (Ávila) : Vuelta y final, 22 de mayo, de 2016

La mañana pintaba chaparronera. Ya mientras desayunaba, cayó agua en tres ocasiones. Otra vez la sensación de nerviosismo, pues no me gusta caminar ni rodar con agua. Pero, bueno... confiemos en el microclima de Peguerinos y en que al salir de la zona de influencia, despeje el día.

Así, después de una proloongaaaaada subida a La Nava, el comité de despedida era este:

El día amaneció raro. Iba a decir 'feo', pero para nada lo era. Sí es cierto que no pintaba ideal para rodar. O al menos, para lo equipado que iba yo al respecto. Así, en las bajadas notaba que me quedaba frío, y temía por algún calambre o tirón muscular en las piernas, que eran las que iban desprotegidas.
Nada. Chubasquero para que al menos la parte superior no sufriera. Al menos hará las funciones de cortavientos, y no perderé demasiado calor corporal.

A medida que avanzaba, ganaba en tranquilidad. Otra vez el horizonte que se abría por delante, invitaba al pedaleo y al disfrute del entorno.

...aunque las amenazantes nubes parecían querer estar presentes en todo momento. Al menos, lo más cubierto iba quedando atrás:

La vuelta realmente resultó más cómoda. El perfil de la ruta es claramente de bajada en este sentido, aun con las inapelables rampas. 'Bueno -pensé- las disfrutaré recordando lo que las sufrí ayer '
Además, "viejos amigos" volvieron a aparecer a mi paso...

No me importa hacer rutas de ida y vuelta. Volver por el mismo camino, en sentido contrario. La mayoría de las veces parecen sitios distintos. Las distintas perspectivas y puntos de vista, presentan un paisaje que parece totalmente distinto.

Incluso a veces se tiene la sensación de estar en cualquir otra parte!!
¿ Asturias ? No, Las Navas del Marqués.

Rueda que te rueda...

...y ahora qué !?

Respeto a todo. A las vacas, unas de las que más (me resultó gracioso oírme hablar a las vacas. 'Perdonad, chicas... pero es que tengo que pasar por el camino. Estoy tela de cansado, y dar un rodeo por la pradera me dejaría echo polvo...')
Con tres muuuus despejaron el camino, y nos entendimos perfectamente 

Van apareciendo las vistas más familiares, y los últimos esfuerzos a realizar (aquel monte del fondo le tengo que rebasar)

Las presas este año están a rebosar!! ...me encanta ver agua y más agua, y comprobar que ha sido una buena primavera.


« Anda! ...si ya se me había olvidado la lluvia!! »
'No te preocupes,
-me dijeron desde arriba- ya estoy aquí para empaparte bien empapado'
« Ná. Mi mochila tiene un plástico de esos que la tapa entera. Voy a ponerlo, antes de que sea demasiado tarde.
 ...
 ...mxxrdx!! No es un plástico cubremochila! es una redecilla para el casco!!! »

Pues nada. A medios males, medios remedios. bolsa de basura, y al "maletero" !

Una de las conclusiones que he sacado de esta aventurilla, y que coincide con las que saco casi siempre que hago un gran esfuerzo, es que todo esfuerzo compensa. Que siempre hay un regalo, un fruto, una recompensa al trabajo.
Aparte de algunas cosas comentadas y otras por mencionar, uno de los premios más agradecidos son vistas como esta:

Una frase de un foro en el que participo, dice algo así como 'si subes mirando las flores, la subida se hace menor '. Algo que ha estado presente en mi camino, y que he podido aprender y experimentar en primera persona.

Al fin, la última altura del recorrido de vuelta.
A partir de aquí, todo cuesta abajo hasta casa. (Y la ducha!!  )

Pd. Ya estoy pensando la siguiente.

========================================
Viene de:
 « Mi primera microaventura de cicloturismo - IV - En el camping »
========================================

2 comentarios:

  1. Así a bote pronto,llevas cuaderno de bitácora?
    No entiendo porque la gente,alguna gente, le tiene manía a los productos Decathlon si hay cosas BBB.
    Para terminar mi abuelo paterno ganadero él siempre decía "de la vaca mansa me libre Dios que de la brava ya lo hago yo..."

    P.D: ¿como se afrontan las trialeras con ese equipaje?

    Gracias por tu crónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Fatpower!
      Pues si con cuaderno de bitácora te refieres a un diario en el que vaya haciendo anotaciones sobre la marcha, no. Lo pensé, y de echo me llevé libreta y bolígrafo, pero para cuando encontré un buen momento de escribir, ya me estaba venciendo el sueño. Tampoco lo vi muy necesario, dado lo corta de esta incursión alforjera.

      Sobre tu comentario del Decathlon, pienso parecido. Independientemente de su funcionamiento como empresa y, todo hay que decirlo, la poca especialización de ALGUNXS vendedorxs con lxs que te encuentras en ALGUNAS ocasiones, Decathlon ofrece productos en (casi) toda la gama de calidades. Ahí es donde lxs clientxs tienen que andar un poco avispadxs, sabiendo qué se quiere comprar y qué se está adquiriendo. Y sabiendo que generalmente, las calidades se pagan.
      Personalmente me gusta Decathlon. Me lo paso pipa viendo cosas que ni siquiera necesito. Me gusta tener a mi disposición los productos, verlos, "tocarlos" y elegir de entre ellos.
      Otra opinión personal sobre quienes critican a Decathlon es que, intuyo, siguen volviendo a comprar allí ;-))

      Para con las vacas (y animales de cuatro patas en general) yo siempre he tenido la política de intentar no molestar. Hasta la fecha, nunca he tenido ningún problema con ningún astado, pero les tengo especial respeto por su tamaño, y la posibilidad de un empujón de un bicharraco de estos, no me atrae nada xD
      Las rodeo siempre que puedo, y procuro estar tranquilo cuando tengo que pasar cerca de ellas. Sobre todo, no hacer ningún movimiento brusco, y siempre pretendiendo que no piensen que soy una amenaza para ellas.
      Aunque para ser sincero, siempre tengo algunos escalofríos cuando ellas hacen algún movimiento brusco. Nunca se sabe lo que están pensando!!

      En esta primera y única experiencia alforjera, no he bajado ninguna trialera propiamente dicha. Sí ha habido algunos tramos especialmente empedrados que se salvan bien no teniendo prisa por bajarlos. La técnica, la de siempre. Llevar alforjas cambia la distribución de pesos que para algunas cosas es beneficioso. Sí es cierto que al principio, te ves un poco "bamboleado", pero en cuanto te acostumbras a no hacer mucho el cabra, se baja bien. Lo que para mí resultó beneficioso es precisamente llevar el peso tan retrasado. En las subidas, podía levantarme sin perder tanta tracción en la rueda trasera. En las bajadas, no era tan imprescindible echar el culo por detrás del asiento.

      En general, una experiencia muy gratificante y recomendable :-))

      Eliminar