Este blog NO es un manual de referencia.
En este blog sólo leerás opiniones y experiencias personales, que en ningún momento pretenden "sentar cátedra"
Recuerda que mi curiosidad y mis ganas de aprender son bastante mayores que mi experiencia.
Así que, no me hagas caso en todo lo que escriba.


26 de abril de 2017

Llevar los candados en el transportín

Antes de nada, he de decir que la idea original no es mía.

Viene del Foro de Rodadas.net, del hilo 'Vuestros tunings varios en la bici', donde el usuario 'furgokike' la presenta con una foto de una bicicleta en la que aparece un candado "de U" metido en un tubo de PVC sujetado al transportín.
La idea la toma el usuario 'blendius' y la adapta a su gusto poniendo un segundo tramo de tubo para el "brazo" del candado que quedaría en la parte de abajo, impidiendo así cualquier posible oscilación que pueda provocar que el candado entre en contacto con la rueda.
Podrás encontrar estas fuentes gugleando un poco.

Ahora te cuento lo que he hecho yo.

Lo primero, comprobar que tengo espacio lateral entre el transportin y la rueda. Y posibles puntos de anclaje para sujetar con bridas el tubo en el que irá insertado el candado.
Comprobado esto, me acerco a la fontanería con intención de comprar tubo de PVC rígido, según la idea original, y me lo ofrecieron flexible.
Y así lo compré!
En cuanto lo vi, pensé en que su color gris oscuro sería más acorde al negro de mi transportín. Y que su tacto gomoso debería evitar ruidos de traqueteo, y roces contra el metal del portabultos.
Quizá no tenga tanta resistencia mecánica a la hora de sujetarlo con unas bridas (la idea es hacerle unos taladros para pasar la brida a modo de "puntada") pero además de las previstas con unos taladros, le podría pasar alguna otra "por fuera" rodeando toda la tubería.

Manos a la obra.
Presento el candado al transportín y con la alforja de ese lado puesta, para decidir su posición y a qué varillas irá enganchado. Para mí es importante que pueda sujetarlo en los dos brazos del candado, para impedir esa oscilación mencionada al principio del artículo. Y sujetar cada tramo de tubo de PVC en al menos dos puntos para confiar en la firmeza.


Importante hacerlo con la alforja puesta también para determinar la posición, y para comprobar que no habrá ningún roce con ésta en ningún punto.
En esta imagen que pongo anticipando el resultado, se puede ver además que tengo cierto margen para echar un poco hacia adelante las alforjas, que están un poco colocadas hacia detrás, a cuenta de haberlas montado en otro transportín.


Decidido el sitio, posición, y los puntos de embridado, corto un trozo de tubería lo suficientemente largo como para llegar a los dos puntos de sujeción, y como para que los agujeros por donde pasaré las bridas no se queden muy al borde.
Considero que no es necesario poner el tubo más largo.


Ya... ya... Ya sé que podía haber puesto las bridas de color negro...
Esto que iba a ser una toma de contacto, ha sido el brico definitivo. Bueno, veremos a ver si aguantan bien los caminos bacheados, y a partir de ahí decido cambiar las bridas (que ya he comprado unas negras del mismo ancho)
« - Sabes que no las vas a cambiar...
· Callaos!!
- No te engañes. Esas bridas no se van a soltar, y vas a dejar las blancas para siempre.
· Bueno!, sacaré un rato, y pondré las negras!!
- Blancas.
· ¡¡...!!
- Pa' siempre. »

Meto el candado por el primer trozo de tubo, colocándolo en la posición que deberá llevar.
Pego el brazo de abajo contra el transportín...


...para medir más o menos el otro trozo de tubo que tengo que cortar.
[NOTA: Este tipo de tubo flexible de PVC tiene un "alma" de espiral. Una especie de cable plástico lo recorre en espiral por toda su longitud, y es bastante más duro que el resto del material. Es conveniente tener esto en cuenta a la hora de cortar, puesto que si se hace con una cuchilla, esta alma en espiral podrá modificar la dirección del corte.
No es una catástrofe, pero tenlo en cuenta]
Corto el tubo al largo conveniente, y vuelvo a colocarlo para marcar por dónde taladraré los agujeros por donde pasaré las bridas.


Embrido, corto los sobrantes, y compruebo con agrado la firmeza con la que quedan sujetos. Compruebo también que el resultado no es tan aparatoso ni escandaloso como me imaginaba.


Coloco el candado, y la sensación es la misma.
Además de la satisfacción de poder despreocuparme por dónde llevar este pedazo de hierro.


Lateralmente, queda perfecto. Suficientemente separado de la rueda, y sin posibilidad de roce con ella.



Coloco las alforjas para comprobar que la posición es la ideal, no molestando el candado a la hora de poner y quitar éstas.


Ni siquiera lateralmente entran en contacto las alforjas y sus enganches, con el candado o las bridas que sujetan los trozos de tubo de PVC.


No es que sea un fanático de la seguridad, pero entiendo que en determinadas ocasiones toda precaución es poca. Y que por mucho que pongamos, anclemos y candemos, nuestra bici nunca estará 100% segura.
Pero hay que ponérselo difícil a los cacos.

Por motivos más de peso que de seguridad, me deshice de un pesado candado de cable con combinación, y de un aparatoso RockBros metálico. Cambié ambos por un cable 'Kryptoflex' de la marca Kryptonite que pesando menos en conjunto, me ofrece más seguridad y más tranquilidad.
« - Hace juego con la bici.
· Ha sido casualidad.
- Eres un cuqui.
· ¡ Ha sido casualidad !
- Eres un cuqui. Vas sssuper conjuntado.
· ¡¡ Que ha sido casualidad !!
- Cuqui. »
Creo que para ciertas ocasiones, la combinación de candado en 'U' más cable, es la más adecuada. Dejar la bicicleta en un camping mientras te vas a pasear por el pueblo, por ejemplo.
Así que también tendría que llevar encima el 'Kryptoflex'

Como también tengo como objetivo aligerar las alforjas (para poder librarme de la mochila. Todo va relacionado...) me planteo llevar el cable amarrado a algún punto del cuadr... eeeeemh... ¿¿por qué no también al transportín!??
Al otro lado tengo sitio para colocarlo, parecido a como he hecho con el 'UBUS'!
Y... ¿cómo?
Pues con la solución más fácil que tenía delante de mis narices. Cinchas de velcro.


Una de ellas, es la que trae el propio cable (la de abajo a la derecha). Las otras, andaban rondado por casa.

Con tres vueltas al cable ajusto lo que ocupa, al espacio en el que irá alojado.


¿Qué veo!? ¿¿ Un candado !??
Sip! Otro 'ABUS'.

Este tipo de cables se puede usar en combinación con los de 'U', pasando los ojales por dicho candado. Pero no siempre voy a ir por ahí con los dos.
Para cuando la seguridad no tenga que ser tanta, o queramos aligerar peso, podré llevar sólo el cable para el cual es necesario un candado.
Además, colocado así, me aseguro de que no me lo manguen.

Por cierto, quizá te de alguna idea saber que ese candado "pequeño" lo coloco pillando un lazo del 'Kryptoflex', cadena, y plato grande.
Creo que dificultará su reventado, o hará que el caco se lo piense dos veces si la integridad de los platos está en juego.


Lateralmente compruebo que no hay roce con la rueda por ningún lado. Los velcros deberían aguantar bien los traqueteos, y en el peor caso de que se fuera alguno, los otros dos y la rigidez del cable lo mantienen en su posición.


No me molesta nada en la colocación de la alforja.
Ni roza con ésta.


Hale!
¿Cuándo nos vamos a pedalear!?
Pd. Imposible acallar las voces de mi cabeza.
« - No serías nadie sin nosotras.
· ...
- Lo sabes. »

No hay comentarios:

Publicar un comentario